Se mencionan a Samuel Doria Medina, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho o un representante de Creemos. En la carrera ingresan Rodrigo Paz, Vicente Cuéllar, Manfred Reyes Villa, David Vargas y el postulante del Movimiento Tercer Sistema

En el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) la división alcanza a dos tendencias: ‘arcistas’ y ‘evistas’. Por su parte, la oposición está más fragmentada que nunca y, de hecho, al menos nueve agrupaciones podrían postular a candidatos diferentes, en lugar de la mencionada unidad.

Dos años antes de las elecciones generales, previstas para 2025, se mencionan varios nombres de posibles postulantes y pugnas partidarias, pero sin propuestas para resolver el problema de los ciudadanos, cuestionó el abogado y exalcalde de La Paz Juan Del Granado.

“Opositores y oficialistas no están preocupados por las respuestas de fondo: Cómo equilibrar la acción estatal con el mercado para encarar la crisis y el estancamiento económico, promoviendo desarrollo sostenible sin volver al neoliberalismo y saliendo del estatismo”, dijo Del Granado.

El ex parlamentario Carlos Börth formó la agrupación Alianza por Bolivia Unida y Solidaria (Albus) y confirmó un principio de acuerdo con los integrantes del Búnker, Virgilio Lema y Agustín Zambrana, aunque falta perfilar el binomio presencial para el 2025 que se definiría a través de unas primarias “por fuera del TSE”.

Sin embargo, en su vena de analista es realista y admite que mientras que en el oficialismo hay dos bandos, la oposición parte absolutamente dispersa, e identifica dos niveles de posibles postulaciones, cada quien por su lado.

Primero, las dos fuerzas opositoras en la Asamblea están en una nebulosa. Comunidad Ciudadana, cuya personería jurídica depende del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) y Carlos Mesa, a quien el diputado de su partido Marcelo Pedrazas pidió que ya no postule, pero que el fin de semana pasado estuvo en Sucre y, aunque no anunció una decisión, es previsible su postulación.

Creemos, del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, suscribió una alianza en 2019 con Unidad Cívica Solidaridad (UCS), partido con el que actualmente tiene diferencias irreconciliables. El partido del alcalde Jhonny Fernández está identificado con el ‘arcismo’.

Otro gran problema de Creemos es que Camacho está preso. Ayer, a través del diputado Erwin Bazán, convocaron a que Santa Cruz proyecte un candidato único para vencer al masismo.

Para Börth, hay 10 partidos diferentes al MAS, pero solo cuatro tienen resuelta su situación jurídica: Unidad Nacional (UN), el FRI, Demócratas que ya es un partido nacional, UCS y el Movimiento Tercer Sistema. Carlos Börth ubica a éste último como “a ratos oficialista y a ratos opositor”.

“Habrá que esperar qué resuelven las organizaciones políticas hasta el 22 de octubre, la fecha máxima otorgada por el Órgano Electoral para adecuar los estatutos y definir las directivas partidarias, lo que provoca un marco de incertidumbre”, aseguró Börth.

Otros que no descartan participar en las elecciones son el senador Rodrigo Paz, de CC; el rector de la Uagrm, Vicente Cuéllar, y el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

Para Börth, Reyes Villa ya no es opositor. “Parece estar ubicado en el medio, con una clara tendencia al ala ‘arcista’, lo que se muestra con hechos como la eliminación de procesos judiciales en su contra”, señaló.

“No hay candidato”
El senador Rodrigo Paz había tenido conversaciones con el rector Vicente Cuéllar, pero se fueron diluyendo. Cuéllar, quien ha mantenido un perfil académico destacado, se ha reunido con varios actores políticos en los últimos meses, hasta que clarificó sus intenciones políticas para las elecciones de 2025. A pesar de los rumores de una alianza con Paz Pereira, Cuéllar aclaró primero que no se tomaron decisiones y luego se alejó.

Por su parte, Paz respondió que “hay una muy buena relación personal, eso puedo decir, y nunca tuvimos un diálogo sobre posibles alianzas. Sí sobre temáticas nacionales. Él largó una propuesta de una organización política en la que tiene una centralidad y lo felicito”.

Sin embargo, el senador manifestó que él está buscando un proyecto político y, por ahora, no se puede hablar de candidatos “porque eso es faltarle el respeto al pueblo boliviano que tiene otras preocupaciones”. Aseguró que mantiene una buena relación con Mesa, pero que ésta terminará justamente en 2025.

Publicado por: ElDeber

Deja un comentario